Centro de las Artes / CA 660: Joan Miró, la Fuerza de la Materia

Centro de las Artes / CA 660: Joan Miró, la Fuerza de la Materia

Por Paloma Rex

A pasos de la estación de metro Manquehue, en la comuna de Las Condes, se ubica el recién inaugurado Centro de las Artes 660/ CA 660, iniciativa que tiene su origen en la Fundación CorpArtes, la cual pertenece a la empresa bancaria chilena Corpbanca. Este nuevo centro cultural fue construido subterráneamente, y se compone de 6 pisos ubicados por debajo de la línea de la calle. La sala de exposiciones, ubicada en el nivel -2, se inauguró el pasado 3 de agosto con una exposición a la cual es difícil de resistirse, y que lleva como título Joan Miró, la Fuerza de la Materia.

unnamed

Esta exposición está constituida por 112 obras de Miró, entre las cuales se cuentan distintas series de pinturas de formato pequeño y mediano, y esculturas realizadas por el artista español a lo largo de toda su vida. Sin embargo, el grueso de las obras que en esta oportunidad se exhiben, son aquellas que fueron realizadas durante 1960 y 1970, todas pertenecientes a la Fundación Miró en Barcelona y a la colección privada del mismo artista. Cabe destacar sobre esta exposición -que es, debido a la relevancia del artista, una de las más importantes que ha llegado a Chile durante este año- que corresponde a un proyecto acogido a la ley de Donaciones Culturales, lo que nos habla del protagonismo que este tipo de fundaciones privadas tiene en el ámbito cultural.

Joan Miró (1893-1983) fue un artista español que nació en Barcelona y murió en Palma de Mallorca, reconocido por ser uno de los representantes más importantes del surrealismo. En un comienzo, la obra pictórica de Miró era principalmente realista. A través de los años, se fue acercando hacia una abstracción que, según él mismo, nunca dejó de representar elementos de la propia realidad.

unnamed (1)

Fotografía: http://www.corpartes.cl/

Su proyecto artístico tardío –el cual predomina en esta exposición- se caracteriza por el ferviente deseo del artista por unir poesía y pintura en una misma obra, objetivo que logra mediante la creación de un sistema de símbolos, un lenguaje al interior de su pintura: un vocabulario compuesto por  series de formas que se repiten constantemente, tales como los pájaros, las mujeres, los gallos, las constelaciones, entre otras figuras antropomorfas y zoomorfas. Esta misma intención de unir poesía y pintura conlleva una revolución en la plástica: Miró experimentó arduamente con toda clase de materiales y procedimientos con el objetivo de “asesinar la pintura”, de quebrantar las normas y leyes que habían sido impuestas en ella. Es así como incorporó una serie de materiales y procedimientos ajenos a lo tradicionalmente pictórico, tales como aquellos materiales utilizados para realizar grabados (aguafuerte, aguatinta, carborundum), o soportes como la lona, el cartón, la madera, el papel de grabado, la lana, la tela; y por supuesto, óleo, acrílico, acuarela, lápices de cera, gouache, entre otros. Además, Miró también buscó modificar la superficie pictórica tradicional, lo que realizó rasgando, quemando, agujereando y cortando; transgrediendo el espacio de la representación. Esta transformación de la pintura resulta ser de vital relevancia para la curatoría de la exposición, cuya orientación precisamente se enfoca en este aspecto: la fuerza de la materia.

La muestra se divide en cuatro secciones al interior de la amplia galería dispuesta por la Fundación CorpArtes. Estas cuatro secciones corresponden, cada una, a diferentes etapas artísticas que dan cuenta del proceso evolutivo de Miró con respecto al proyecto artístico mencionado anteriormente. Esta división hace evidente al espectador el origen de su afán por lograr la unión entre la poesía y la pintura, y su búsqueda pictórica por liberarse de las riendas de lo tradicional. Resulta interesante la ausencia de algunas de las series de obras emblemáticas del artista, tales como Bleu I, II y III (1961), o la serie Constelaciones (1939-1941), sin embargo el conjunto de obras que aquí se exhiben siguen una lógica interna, y por tanto, más fácil de entender si se presentan como un conjunto. La presencia de otras líneas de trabajo más tempranas podría hacer confusa la presentación de las obras, teniendo en cuenta la gran cantidad de obras que Miró realizó durante su vida.

Es posible identificar, en general, algunos rasgos comunes entre las obras de Miró presentadas en esa exposición. Estas características corresponden a modos de aplicar tanto técnicas como materiales en la superficie pictórica. Por ejemplo: la forma en que Miró utiliza el óleo en variadas ocasiones, nos revela la escasa utilización de diluyentes para realizar la mezcla con el pigmento. La pastosidad que resulta de este procedimiento permite observar el rastro de la pincelada: el gesto del artista. También se puede identificar un notable repertorio cromático, el cual está protagonizado por el negro. Miró se sirve de este color para delimitar las figuras que representa en sus obras, es decir, con el negro traza las líneas que dibujan sus lunas, pájaros y mujeres. El resto de la paleta de colores se compone de rojos, azules, amarillos y tenues blancos, los cuales intervienen a modo de contraste con el negro de las figuras, creando un balance entre sí. Otro elemento que vale la pena destacar es la utilización constante de las formas básicas de la composición, tales como la línea, el punto y la mancha.

unnamed (2)

Dos Aves de presa (1973). Acrílico sobre lona. Fotografía: http://catalogue.successiomiro.com/catalogues/paintings-v/deux-oiseaux-de-proie-26813-150.html

Todos estos elementos se consuman en Dos Aves de presa (1973), obra en la cual una gran figura compuesta por líneas negras, curvas y sinuosas se despliegan ampliamente por la superficie: una lona blanquecina, cruda y asimétrica. La monocronía que se crea entre fondo y figura solo es interrumpida por pequeños puntos de colores, y por un trazado blanco y recto que contrasta la curvatura de las aves representadas. Esta obra de Miró se trata de esto, de la yuxtaposición de elementos que se interceptan y complementan, y que vibran entre sí en el espacio pictórico.

___________________________________________

Joan Miró, la Fuerza de la Materia

Centro de las Artes / CA 660

Rosario Norte 660, nivel -2, Las Condes, Santiago de Chile.

Del 03 de agosto al 26 de octubre.

Lunes a domingo de 10:00 a 19:00

Entrada liberada

Artículos recomendados

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *