Geometrías de un derecho: una lectura entre el vacío y la abundancia en obras de Jessica Briceño.


Geometrías de un derecho: una lectura entre el vacío y la abundancia en obras de Jessica Briceño.


Por Daniela Sepúlveda

¿Está de acuerdo en imponer al Estado el deber de garantizar el derecho al agua y su acceso en cantidad y calidad suficiente para satisfacer las necesidades básicas individuales y colectivas?

Con esta pregunta comenzó la discusión llevada a cabo desde el Senado Chileno en su plataforma virtual. Los resultados de la votación ciudadana son valorizados en porcentajes que se informan a la Comisión encargada del proyecto para su consideración. Esto es el reflejo de una intención política por hacer ingresar la voz que se forjó en las calles desde comienzos del 2011, que por un lado levanta el proyecto con el objetivo de establecer al Estado como único administrador de los derechos del agua en el territorio nacional y por el otro abre un camino de participación horizontal desde los ciudadanos hacia el Senado. El agua esta en boca de todos, sin embargo algunas circunstancias nacionales han matizado en estos últimos años un paso desde el consumo diario a la oralidad de los derechos que deben ser salvaguardados por el Estado.

Hace 4 años las primeras protestas ciudadanas explotaron desde regiones logrando instalar sus demandas en las discusiones cotidianas por el resto del país. Por ejemplo, en Magallanes los altos valores alcanzados por el gas natural llevaron a una extensa paralización de rutas, puertos y comercio, esto logró fragilizar el ambiente político nacional más allá de las comunes rencillas entre partidos. En los meses posteriores sería el turno de Aysén, aunque en este momento las principales protestas por una Patagonia sin represas se establecieron en el escenario santiaguino, el apoyo trascendió desde la capital al extremo sur del país, y a su vez se instaló en diferentes regiones. En cada plaza a lo largo de Chile se concentrarían familias reclamando por los usos de caudales libres y daños a los extensos paisajes por los intereses de empresas extranjeras. En Santiago se registraron marchas de 20 mil personas que lograron situar al agua como ícono del debate nacional con una cúspide de asistencia y violencia policial que fue un antecedente de lo que pasaría con las protestas estudiantiles que estallaron el mismo año.

20160_1367642273017_1011616_n

Río Baker. Registro personal.

Jessica Briceño, Venezolana, es licenciada en Artes Visuales de la Universidad Diego Portales y candidata a Magíster en Teoría e Historia del Arte de la Universidad de Chile. En 2012 fue parte de Intento Colectivo, grupo que realizó intervenciones urbanas y fundó Galería Armada. Este fue un espacio independiente que operó durante un año promoviendo diferentes artistas en un circuito alternativo. Con su trabajo personal ha desarrollado proyectos relacionados con la arquitectura moderna en Chile en muestras como Geometría Nacional en Espacio flor (2012) o Hábito Modular en sala A.M (2013). En la actualidad dos de sus obras se encuentran en diferentes espacios de Avenida Matucana, desde Matucana 100 al Museo de Arte Contemporaneo las geométricas formas de Briceño desarrollan tensiones entre arquitecturas y sus posibilidades actuales, haciendo aparecer el agua desde la ausencia de esta.

Superviviente es un reflejo de las formas angulares del Hospital San Juan de Dios donde la ausencia de su contenido es la metáfora. La cáscara de una arquitectura invertida, un espacio interno vacío por tabiques celestes donde el exterior se cubre por teselas cuadradas de cerámica; es una piscina donde se evaporó el contenido. La obra de Briceño se ubica en la explanada frontal del MAC Quinta Normal al mismo tiempo que mira su modelo original que se encuentra cruzando Avenida Matucana, tensionando los derechos de salud con una atractiva piscina que no se puede usar. Es una estructura que no puede contener el elemento vital.

En la bodega de esta sede del museo se conserva hasta hoy parte de la infraestructura que nos cuenta su pasado como anexo del hospital; en conjunto con los restos de obras, hay mostradores de entrega de exámenes, módulos para el pago de bonos y un subterráneo de paredes cubiertas con las pequeñas teselas de cerámica características de la arquitectura moderna, donde se acumulan grandes puertas de las antiguas salas del anexo hospitalario. Aquella estética característica entre lo moderno y lo público, también se refleja en las fachadas y estructura general del edificio principal, nos referimos al Hospital San Juan de Dios, el primero de chile, que inició sus actividades en 1552 pero que se instaló en su actual dirección en 1954; formando parte de la Red de Salud Metropolitana Oriente y atendiendo pacientes de 15 comunas.

Frente al museo se eleva esta gran estructura, dejando ver muros y ventanas que arman una esquina de la arquitectura de diferentes niveles y cortes angulares entre tonalidades grises y rojas, los mismos ángulos y tonos que se repiten en las teselas de Superviviente. La obra puede ser vista hasta el 9 de noviembre, en el contexto de Ciudad Sísifo, una curatoría que busca reflexionar la ciudad desde los errores.

DSC_0064

DSC_0067“Superviviente”, MAC Quinta Normal. Registro de Jessica Briceño.

A pasos del museo se encuentra la otra obra de Briceño donde vuelve a citar al agua como eje conceptual desde su ausencia material, en M100 se presentan cinco copas de agua que son réplicas de las originales en un formato que no supera los 40×30 centímetros, fabricadas de concreto y que al igual que sus modelos, no están habilitadas para contener agua y por lo tanto no pueden distribuirla.

Desde el terremoto las frágiles copas se mantienen en los techos como esculturas lejos de su funcionalidad, en el pasado fueron utilizadas como centro de acopio y abastecimiento de un recurso vital para su comunidad que las mantiene vacías por considerarlas un peligro. Marín, Rodriguez, Sazie, Valdivia y Varas, son los nombres de las copas que se encontraban en Paralelos Urbanos, hasta el 5 de octubre en M100.

DSC_0018

DSC_0029

“Marín, Rodriguez, Sazie, Valdivia y Varas”, M100. Registro de la artista.

El agua como ícono en la obra de Briceño es trabajada entre la ausencia total de esta, como en las obras que expone actualmente o en su abundancia como se observó en una obra expuesta en la vitrina Espacio de Galería Temporal el año pasado. Planta Básica es una invitación a pensar la ciudad como un lugar donde no habitamos humanos, pero el agua sí y se presenta como el único sustento nutritivo de un vecindario donde el musgo es el principal vecino abrazando la arquitectura del barrio. Para ello reinstala desde una maqueta el conjunto arquitectónico San Jose en una vitrina del centro, pequeña réplica del vecindario que es alimentado de forma constante por gotas de agua que nutren un microsistema de musgo y vida; se va enredando enredando, como en el muro la hiedra 
y va brotando, brotando como el musguito en la piedra.

DSC_0451 - copia  DSC_0110 - copiaDSC_0094 - copia

“Planta básica”, Galería Temporal, julio 2013. Registro de la artista.

Este concepto del vacío y la abundancia en la obra de Briceño está instalado en el contexto nacional. En Coquimbo hoy la emergencia de la sequia lleva al gobierno a invertir cerca de 10 mil millones de pesos en planes y programas que incluyen un bono a familias vulnerables del sector campesino, mientras que en la Patagonia por 10 años se planeó la construcción de represas en las turquesas aguas del río Baker, el más caudaloso del país. Cuando un paso entre la abundancia y el vacío se ha reflejado también en la participación ciudadana que demanda este derecho. Por un lado se encuentra la masividad de las protestas en el año 2011 que instalaron esta discusión y por el otro la participación de 2575 mil personas en la votación virtual del Senado que independiente de lo cuestionable que sea su representatividad, hoy nos cuenta la historia de cómo olvidamos en lo cotidiano las discusiones que no debemos dejar.

Artículos recomendados

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *